Prensa

Ricardo Francia en el piano acompañó con gran intuición y musicalidad. (Recital con la soprano Judith Pezoa el 17/06/14 en el Auditorio Adán Martín de Santa Cruz de Tenerife)

(OPERACTUAL – Septiembre/Octubre 2014)

“Indispensable en el éxito fue el trabajo de Ricardo Francia, pianista de cámara en la más noble acepción, sobrado de medios frente a las muchas dificultades y, en definitiva, voz diferenciada y esencial en el diálogo con el tenor, de cuyos más leves impulsos hizo glosa y ambiente.”

(LA PROVINCIA – 21/11/2010)

“Por su parte, Ricardo Francia acompañó de forma excelente todo el programa, cuidando la calidad del sonido y sabiendo crear el marco musical justo de todos y cada uno de los fragmentos.”

(LA PROVINCIA – 22/03/2002)

 

“Pero no podemos soslayar la espéndida labor de Ricardo Francia, que fue mucho más que un mero acompañante. Fue el indispensable apoyo para lograr crear el clima justo en cada obra, no sólo por lo depurado de su fraseo, siempre en consonancia con la cantante, sino por su pulcritud técnica y por su control de las calidades sonoras.”

(LA PROVINCIA – 25/06/2000)

 

 

“Ricardo Francia es un excelente acompañante que sabe arropar a los cantantes, de forma que crea el ambiente necesario en cada obra y los hace sentir cómodos para que el fraseo y la expresión fluyan con naturalidad. En el extenso programa dio, pues, muestras tanto de versatilidad como de resistencia física, lo cual también es digno de ser reseñado.”

 

(LA PROVINCIA – 14/11/1999)

 

 

“Los tres jóvenes artistas volvieron a repetir su éxito, así como a corroborar cuán justa es la favorable opinión que de ellos se tiene [...] Ricardo Francia en su nada fácil misión demostró que acompañar es algo más que seguir bien a los cantantes, pues musicalmente supo crear el marco justo para cada obra, con un equilibrio justo en lo que a sonoridad se refiere.”

 

(LA PROVINCIA – 22/05/1998)

 

 

Mi primera crítica con 15 años:“ Ya entre los alumnos invitados, sorprendió la actuación de Ricardo Francia (4º de piano) con obras de Mussorgski, Granados y la consabida Marcha Turca de Mozart. Oído melódico y excelente pulsación.”

 

(LA PROVINCIA – 28/05/1988)